martes, 3 de mayo de 2016

.,

Sigo aquí, aquí estaba antes que tú
el sol no brilla igual, todo hay que decirlo
y vete a saber como te han tratado
los 23, los peatones en el carril bici
ahora se que la mecanica es una virtud
pero sabes como yo que no es lo mismo

Vuelve joder, tampoco se está tan mal

Pero después de todas las guerras,
toca volver a casa
y mi casa ya no es el hueco que me hacía bajo tu edredón
entonces miro las paredes
miro como lloran
y por fin sé por qué cojones puse gotelé cuando te fuiste
mi casa también sabe que solo puede tener paredes tristes.

Después de todas las batallas
de las que siempre me supe vencedora
tuve que preguntarme si te habrían gustado todos los libros que me quedaron por prestarte,
las nuevas canciones
y las viejas
si he acabado siendo la chica de las piernas de acero
o si has vuelto a ver algo tan bonito
como la gracia que me hacía verte cocinar
el "quita que tu no sabes"
el "se te ha quemado por lista"
y por fin el "me la pela"
y me subes a la encimera.

Me encantaría saber más sobre la guerra
y donde se aprende a quedarte donde debes estar 
sin verle continuamente los dientes a las fieras
y sin querer correr campo a través
hasta tu trinchera
hasta tu mitad de Madrid
y volver a enamorarme de tu bandera.

Un año de duelo y sigo sin aprender a esperarte
sigo sin saber pasar un puto día intentando ser feliz conmigo
echo de menos el dolor, lo confieso
confieso que muchas manos han llamado a mi puerta
y confieso que siempre esperaba que fueras tú,
sé que acabaré destrozando a hostias la puerta
para no ser yo la única que está rota.

Estaba encerrada contigo, decían
estaba atada a ti, a tus ataques y a tu mal humor atemporal
no saben lo de la felicidad que no conoce límites
cuando se mezcla la química y el corazón,
y vaya colocón.
Ahora eres libre,  dicen
pero es tarde ya: 
no sé que coño hacer con tanta libertad

viernes, 27 de marzo de 2015

,

Le desconocí desde el primer día y lo hice porque le besé antes de decirle hola. Le he desconocido a cada momento desde entonces hasta el día de hoy porque vivir su realidad es vivir una mentira, la mentira más bonita que me han contado, vivirle no era saltar y volar sino saltar y saltar y saltar, Verle dormir es la sensación de paz más intensa que jamás he vivido, pero siempre acabamos por despertar y desconocerle era la única forma de quererle, aunque sé todo lo que ha sido en su vida yo pensé que era distinto conmigo, quizá porque yo fui distinta con él, fui la mejor y la peor versión de mí misma, fui musa y fui poeta, pero comerle a besos no me quitaba la sensación de hambre voraz. Es probablemente la persona más extraña que he tenido la suerte de conocer, el más inteligente y el más estúpido a la vez, el más valiente, bendito desorden, bendito desastre. Confiar en él más que en mi misma y quererle por encima de todo y de todos me acabó poniendo una venda preciosa sobre los ojos pero por suerte existen más ojos que vieron lo que yo no. Era ciega y feliz, feliz como una niña. Le quise porque le desconocía, pero un año después de maravillosa ignorancia le conocí, jamás dejó de ser un niño con baja autoestima y yo pensé que era un hombre, porque le vi llorar. Empezamos la casa por el tejado y los besos y las palabras bonitas vinieron antes de saber si quiera de donde venía, acabamos en el suelo y ya no quedaban ni besos ni ganas de sonreír. Ahora que le conozco puedo decir que es cobarde, que quién no te lleva por bandera no se merece decir "eres mía", no se lo merece, pero yo era suya, enteramente suya. Ahora que le conozco puedo mentir y decir que le calé desde el primer día pero lo único que le calé fueron las sábanas de lágrimas y así no, así no se juega. No se puede vivir de humo, pero supongo que simplemente dejó de quererme y que al final solo quería una acompañante guapa para el infierno, alguien que compartiera su infelicidad con él pero yo lo único que quería era amor y no surge por generacion espontanea. Benditas bocas que hablan, "estás guapísima hasta llorando". Lo malo es que el dolor solo se va cuando me vuelvo a poner la venda del principio y lo peor es que le quise desconociéndole pero ahora que le conozco le quiero todavía más. Le quise lo mejor que supe, lo mejor que pude y fui lo mejor que puedo ser. Le amé.

jueves, 27 de noviembre de 2014

Desde mi cielo

De nada sirve escribir un panegírico si ya no lo vas a escuchar, triste manera de comenzar este intento de adiós, pero así es.
No tengo más que decirte que lo que ya te dije cuando estabas aquí. No eras de esas que contaban cuentos para dormir, ni que decían frases míticas que recuerdas toda la vida. Pero tú me enseñaste a vivir, me enseñaste que la vida, aunque en algunas ocasiones es un valle de lágrimas, otras es pura alegría, me repetías mil veces que no me mordiera las uñas "porque eso no es de señoritas". Me contabas mil cuentos, pero no sobre reflexiones transcendentales, sino cuentos de no parar de reír, y no sabes cuanto me gustaban las arrugas que se te formaban al sonreír; la sonrisa más bonita que he visto jamás.
Debo decir que me has enseñado que la fortaleza física con los años cae en picado, pero que la fuerza en el corazón es intocable. Podré escribirte mil recuerdos en mil canciones y quizá nunca las sepa componer, pero sé como suenan los acordes rotos, mirar al cielo y saber que de entre todas las estrellas brillando, hay dos que me miran a mí.
Te quiero por ser quien eres, te quiero porque me sonreíste incluso cuando ya no podías hablar, ni siquiera moverte, te quiero porque sé que hasta en el último de tus instantes llenos de dolor, tú me quisiste. Y al ver las fotos viejas, con vestidos de colores y coletas en el pelo, guitarra en mano, miro al cielo; no canto nada, porque no me sale la voz, pero tú sentiste mi música y es con música con lo que te digo que voy a pintarme las uñas de rojo como tú y que yo también voy a quererte hasta mi último segundo, igual que tú lo hiciste.
"Dame la mano aunque te falte esa fuerza que en otros momentos te hacía invencible,
que en mí tejiste las alas con cordones de mimbre."

martes, 1 de julio de 2014

Piel de tigre

Aquí está el resultado de las noches sin dormir
podríamos decir que soy impaciencia
inconsciencia
pero ciencia al fin y al cabo
lo que sé es lo que me han enseñado
si solo te enseñan a morder
a torturar
a darlo todo intensamente durante unos segundos
y dejarlo mañana como cuando empezó
extraño, torpe, absurdo y vacío
como cuando ni Joaquín consuela
una herida más
y creo que ya no queda superficie de piel sana sobre mi.
Escudarse en ello, aferrarse a ello
poner siempre la triste excusa de que te han hecho así
resignarse a no poder amar
porque cuando quisiste, no te dejaron
y acabar podrido de lágrimas y whisky
sin nadie a quien culpar.
Empiezan a conocerte sin máscara
sin más ropa que la propia piel desgastada
y harta de seguir,
cuando hasta tú mismo te das por perdido
cuando ya ni te esfuerzas por parecer feliz
entonces lo descubres
tan maravilloso como suicida
tan esperanzador como kamikaze;

Robin y Ted acaban juntos.



domingo, 2 de marzo de 2014

Alma pirata


No soy capaz de seguir masticando y tragando, era pólvora, pólvora esperando la detonación correcta, entonces me miraste, y estalló.

He estado muy cerca de no verlo, pero era inevitable asumir que el ron te ha hecho pirata.






martes, 4 de febrero de 2014

We're simply meant to be.

Creo que nunca he llegado a sonreír tanto al escuchar un te quiero, tal vez por el momento, por tu voz entrecortada de aquel eristoff black que se llevaba entonces, tal vez porque yo no hacía más que pedirte que lo volvieras a repetir, una y otra vez, creo que aunque lo hubieras dicho doscientas veces no me habría cansado de oírlo. Recuerdo cuando éramos tan amigos que podíamos adivinar lo que contestaríamos en cada momento, cuando te reías de todo lo que decía y no me dejabas darte abrazos. También me acuerdo de la primera vez que tuve ganas de besarte y de lo raro que fue, pero, como si se tratase de la droga más adictiva, nos convertimos en dos polos de un mismo imán y, por mucho que las circunstancias nos separasen siempre encontrábamos la manera de volverlos a unir, porque era algo inminente. Aunque pasaran las semanas, los dos sabíamos que tarde o temprano iba a llegar aquel momento, y llegaba. Simple e irrevocable. Fuiste la primera vez que sentí necesidad de alguien, fuiste mis primeros celos, mis primeras ganas de compartir futuro. Hay muchas cosas que me encantaría no haber hecho, o haberlas hecho mejor, pero la vida me ha enseñado que tiene de todo menos botones, no podemos ni rebobinar, ni acelerar, ni parar, ni siquiera pulsar replay. Aún así creo en la fuerza magnética del Universo, me leí la Ley de la atracción, y creo que no hay mejor ejemplo, ya que, aunque esta vez haya pasado bastante más tiempo que unas semanas, no existe nada ni hay nadie en el mundo que pueda negar que tú y yo reinventamos la definición de magnetismo, y tú eres la única parte de hierro sobre la faz de la Tierra de la que tengo la absoluta certeza de que no me va a acabar por repeler. No sé cuando ni donde, solo sé que algún día seremos.





domingo, 2 de febrero de 2014

Wreck it all

El número de historias que he vivido es el mismo que los finales. Siempre me ha encantado proclamar mi vena artística pero sale más bonito en las situaciones de desastre, sin embargo esta vez no voy a sentarme a esperarlo porque sé que va a venir, siempre viene. Y en lugar de tenerlo en la cabeza voy a escuchar lo que me dice Andrés, porque Andrés sabe. Los desastres llegan siempre a mi vida como patadas imantadas y lo que más duele es saberlo, saber que haga lo que haga siempre llegará el momento. Los finales, el caos y las lágrimas me han perseguido toda la vida y sin saber en qué respiración voy a notar ese vendaval que no avisa, pero llega. Todo va a volverse gris, entonces por qué luchar, por qué sostener las ganas para aguantar. Por ser y sentir libertad, por mi música, por los acordes que me invento, por todas las veces que desafino, por emocionar, por mancharme las manos de pintura porque eso de los pinceles nunca me sonó bien, por las ganas que tengo de follarme al viento, por hacer contigo todos los verbos de la primera conjugación sólo porque terminan en -arte, porque a veces te quiero. Pero no, nunca valdrá la pena de después, porque volverán las noches sin salir y las duchas frías, porque volveré a pintar mis desastres, pero tú no, tú no vas a volver, así que comprende que me la suda vivir con la certeza de que venga quien venga no va a sacarme esa risa insoportable de Ruth cállate que das vergüenza ajena, y si pasa, no vas a ser tú quien me lo diga.




"No digo que fuera un infierno, el infierno vino después."