lunes, 29 de octubre de 2012

Triste, como un domingo por la tarde

Siempre he dicho que no me gustan los domingos, son días tristes y frios, aunque haga sol. Pero reflexionando esta idea a fondo, me doy cuenta de que en realidad no son tan malos como parecen. Son 24 horas para replantearte lo que has hecho durante la semana anterior, para buscar nuevos propositos para la siguiente. Es un día largo que cunde por tres, da tiempo para leer, tocar la guitarra y saborear bien las canciones.



Aqui os dejo fotos de este fin de semana. Muchos besos

Ruth

2 comentarios:

  1. gracias por pasarte por mi zona de mimos, por dedicar tiempo a leerme por y dejarme tu comentario, me gusta tu blog mucho así que te sigo, muchas gracias Ruth;)

    nos leemos

    ResponderEliminar